En este apartado de la web queremos explicar en líneas generales cuál es nuestra filosofía cuando hacemos reportajes de boda. Desde nuestra experiencia de más de 20 años trabajando en el sector de la fotografía y vídeo de bodas y gracias a las muchas conversaciones mantenidas con parejas que se quieren casar y con éstas una vez ya se han casado hemos definido una manera de trabajar, un estilo de hacer las cosas. El objetivo de esta "manera de trabajar" es que los novios quedéis muy satisfechos con vuestro reportaje, pero también con la forma en qué lo hacemos el día de vuestra boda.

 

 

Normalmente el trabajo que hacemos durante el día de vuestra boda se puede dividir en 4 partes: las casas (novio y novia), la ceremonia, el reportaje y el convite.

 

 

           El novio y la novia

 

 

El sentido de hacer fotografías (y vídeo) en casa es tener unas cuantas fotografías del novio y de la novia solos y con su familia más cercana, normalmente padres y hermanos. El día de la boda, cuando llegamos a vuestra casa, lo más normal es que estéis nerviosos, no sólo porque os tenéis que casar, sino también porque toda la familia va corriendo arriba y abajo, con prisas y nervios para que todo este a punto.

 

 

Así pues, nuestro trabajo más importante al principio no es hacer las fotografías, sino contribuir a crear un ambiente más relajado (dentro de nuestras posibilidades). Intentamos romper el hielo y si es posible que os lo paséis bien. Si estáis contentos, en las fotografías quedáis más relajados, mejor. Y teniendo en cuenta que es un día muy importante para vosotros, si os lo pasáis bien haciendo las fotos mucho mejor.

 

 

Si conseguimos que estéis a gusto, vamos haciendo fotografías en diferentes posiciones, diferentes sitios, unas cuantas solos, unas cuantas con la familia...al final tendremos un reportaje completo sin que os hayáis "cansado" de la sesión.

 

 

También es muy importante que haya comunicación entre vosotros y nosotros, de manera que si en algún momento se os empieza a hacer pesada la sesión nos lo comentéis. Nosotros podemos hacer de más y de menos y si llega un momento que empezáis a estar cansados paramos un rato o acabamos el trabajo rápidamente.

 

 

Muchos novios con los que hablamos, y cada vez más, queréis que las fotografías sean naturales. En la parte de la ceremonia y del convite lo hacemos al 100 por cien. En la parte del reportaje también en una buena parte, pero en las casas es más complicado.

 

 

Entendemos por fotografías naturales aquellas en las que no estáis "posando" ni prestando atención al fotógrafo. En las casas, dónde el espacio es siempre limitado, es prácticamente imposible que no nos prestéis atención. Además, a vosotros solos se os podrían hacer unas cuantas fotografías realmente naturales, pero las fotografías con la familia no pueden quedar bien si no estáis pendientes de la cámara. Por otro lado para conseguir estas pocas fotografías realmente naturales os tendríamos que "someter a una persecución" fotográfica que creemos que para vosotros sería mucho más molesta que el sistema que utilizamos normalmente.

 

 

Tal y como trabajamos la idea no es que "poséis" sino que en un momento concreto nos miréis, después habléis con alguien, después cambiéis la posición o el sitio, nos volvéis a mirar...y así vamos haciendo tranquilamente.

 

 

Resumiendo, en las casas intentamos obtener unas buenas fotografías de vosotros solos y de vosotros con vuestras respectivas familias de forma tranquila y relajada y con un buen ambiente. Si además os lo pasáis bien, pues genial.

 

 

 

           Ceremonia

 

 

Durante la celebración de la boda nuestro trabajo es obtener las mejores fotografías posibles de todo lo que va pasando. Intentamos captar todos los detalles. Aquí sí que todas las imágenes son auténticamente naturales. Nos centramos en encontrar los puntos de vista, la luz, el momento que mejor reflejará vuestra ceremonia. Todo esto manteniéndonos siempre en un plano el máximo de discreto posible.

 

 

           Reportaje

 

 

Este es el momento para hacer las fotos de pareja. Cuando ya os habéis casado los nervios desaparecen. Intentamos, pues, pasar un buen rato haciendo fotos. Como ya estáis relajados y, muy importante, ya estáis juntos, nuestro trabajo es mucho más facil. Paseáis, habláis, reís y nosotros vamos haciendo fotografías. También habrá algunos momentos que necesitaremos que nos miréis, o momentos que os haremos parar y "prepararemos" un poco la fotografía (sobre todo para que el vestido de la novia quede bien puesto) y haremos alguna foto más "clásica".

 

 

Una cosa que tenemos muy clara en esta parte de la boda es el tiempo que tenemos para hacer fotografías. Pensamos que el día de vuestra boda os lo tenéis que pasar bien, y aunque intentamos ser muy simpáticos, para disfrutar de vuestra fiesta tenéis que estar con vuestra gente, familiares y amigos. Por eso si podemos obtener un buen material en 30 minutos no tardaremos 40, y si lo podemos hacer en 20 minutos no estaremos 30. Cuánto antes estéis con vuestros invitados mejor.

 

 

Resumiendo, aquí nuestra "manera de trabajar" sería conseguir un buen reportaje de una forma amena y distendida y con el mínimo tiempo posible.

 

 

           Convite

 

 

La parte que más disfrutáis de vuestra boda. Es cuando realmente pasáis el rato con vuestros invitados. Aquí nuestro trabajo vuelve a ser captar todo lo que va pasando, todos los detalles. Fotos de ambiente durante el aperitivo, fotos de detalles y también las fotos más divertidas y espontáneas de toda la boda.

 

 

Esta es la parte de la fiesta. Hay muchos momentos muy divertidos: cuando entráis en el salón, haciendo las entregas del ramo o de los "novios", cuando los amigos os hacen bromas, cuando bailáis...son momentos en los que os lo pasáis muy bien. También hay momentos muy emotivos. A veces, por ejemplo, los novios regalan un ramo de flores a las madres y vosotros y vuestras madres y los invitados os emocionáis...se produce un instante "mágico". Nosotros captamos todos esos momentos.

 

 

De esta parte de la boda salen muchísimas fotografías. En la parte de las entregas, por ejemplo, normalmente dais una vuelta por el salón al ritmo de la música que va sonando antes de entregar, pongamos por caso, el ramo de la novia. Nosotros vamos disparando fotografías mientras vais dando esta vuelta y cuando hacéis la entrega. Muchas fotografías. Conseguiremos algunas que serán geniales: dinámicas, divertidas, espontáneas y con sentimiento.

 

 

Por esto en nuestros álbumes, en esta parte, hay muchas fotografías. Porque pasan muchas cosas y hay muchas secuencias que después, cuando las encontráis en el reportaje final, os gusta ver.

 

 

Los detalles también son muy importantes. Muchos novios nos han agradecido, por ejemplo, que hayamos hecho una fotografía del salón antes de que entre la gente. Cuando vosotros entráis en el salón, normalmente, ya están todos los invitados sentados y no habéis tenido la oportunidad de ver como habían quedado todos los detalles.

 

 

También intentamos, durante toda esta parte, ser el máximo de discretos posible. Una vez, unos novios nos preguntaron si habíamos hecho fotos durante las entregas porque no lo recordaban...había más de 500. Es una anécdota ilustrativa de nuestro espíritu durante el convite: hacer muchas fotos sin que "notéis" que estamos allí haciéndolas.

 

 

           Algunos datos más

 

Para que os podáis hacer una idea más precisa de cómo funciona todo el día de la boda os aportamos algunos datos generales.

 

 

Aproximadamente intentamos tener una hora para las fotografías en casa del novio y una hora para las fotografías en casa de la novia. ¿Cómo definimos las horas para quedar? Os lo explicamos con un ejemplo. Imaginaros que os casáis a las 12. Lo que hacemos es calcular a qué hora tenemos que salir de casa de la novia para llegar a las 12 a la ceremonia. Si tenemos que salir a las 11:45 intentaremos quedar con ella una hora antes, a las 10:45. La siguiente pregunta es: ¿a qué hora tenemos que salir de casa del novio para estar a las 10:45 en casa de la novia? Imaginemos que tenemos que salir de casa del novio a las 10:30. En ese caso estaremos en casa del novio una hora antes, a las 9:30.

 

 

Nuestro trabajo no acaba a una hora en concreto. Acaba cuando creemos que ya tenemos todo el material necesario. Esto normalmente es sobre una hora o hora y media después de que haya empezado el baile.

 

 

Si hay venta de fotografías a los invitados hay otro fotógrafo que se encarga de esta parte. Es decir, siempre hay un fotógrafo pendiente de lo que está pasando en la boda mientras otro se encarga de las fotografías de los invitados.

 

 

Nuestro plazo de entrega habitual es de unos dos meses, llegando como mucho a un máximo de tres meses.

 

 

En todo caso, ésta y todo el resto de cosas relacionadas con nuestro trabajo las decidís vosotros. Nosotros tenemos un estilo de hacer las cosas pensado para que todo salga bien y quedéis satisfechos, pero trabajamos para vosotros y vosotros sois quienes definís qué queréis y como lo queréis. Somos una empresa pequeña y podemos ofrecer un servicio y un trato muy personalizado.

 

 

Hablando con compañeros fotógrafos de otras empresas hemos visto que en general dan mucha importancia al concepto de original y único en lo que se refiere a su trabajo. Nuestra filosofía es un poco diferente. Como ya hemos explicado, nosotros nos centramos primero en tener un buen material, en tener unas buenas fotos y segundo en que vosotros estéis cómodos cuándo os las hacemos. El hecho de que cada reportaje que entregamos sea diferente es única y exclusivamente gracias a vosotros. Cada pareja es diferente y por tanto sois vosotros y no nosotros los que hacéis que cada álbum sea...único.